Spanish American Evangelistic Ministries

Creencias

Creemos que hay un Dios eterno existente en tres personas: El Padre, El Hijo, y El Espíritu Santo (Génesis 1:1, Juan 1:1, Mateo 3:16-17, 2 Corintios 13:14).

Creemos en Jesucristo, único Hijo de Dios – que como Salvador del mundo, murió por nuestros pecados y resucitó de entre los muertos (1Corintios 15:1-8).

Creemos en El Espíritu Santo, el cual condena al mundo con respecto al pecado, lo justo, y el juicio—y el que, al momento de la salvación, mora en presencia del creyente y lo equipa para un crecimiento personal y servicio para la iglesia (Juan 16:8-9, Hechos 2:38, Efesios 1:13-14).

Creemos que la Biblia es la Palabra inspirada por Dios y es la autoridad final en lo que concierne la fe y la practica de ella (2Timoteo 3:14-16).

Creemos que el hombre, creado por Dios, por su voluntad, pecó y como resultado, está perdido sin esperanza - al estar apartado de Jesucristo (Romanos 3:23,6:23, Hechos 4:12).

----

Creemos que la Salvación – el perdón de pecados – se consigue solamente por la Gracia de Dios a través de la sangre de Jesucristo.  Este regalo gratis de salvación es ofrecido a todo aquel que recibe a Cristo como Señor y Salvador (Efesios 2:8-9, Colosenses 2:6, Juan 3:16).

Creemos que la Biblia claramente muestra el molde para recibir a Cristo: creer en Jesús como Hijo de Dios y Salvador del mundo, arrepentirse del pecado personal, confesarlo públicamente, y ser bautizado para el perdón de los pecados y el regalo del Espíritu Santo (Romanos 10:9, Hechos 2:36-38, Marcos 16:16).

Creemos que el sumergir es la manera par el bautismo, la cual fue indicada por el ejemplo y el mandato de Jesucristo---- también por el significado de la palabra en Griego “baptizo” que es sumergir (Marcos 1:9-10, Mateo 28:19, Romanos 6:4).

Creemos que la Iglesia es el cuerpo y la novia de Cristo, aquí en la tierra; la cual fue fundada el día de Pentecostés en el que se encontraban cristianos de todas partes. (Mateo 16:13-18, Hechos 2:14-47).

Creemos que la muerte sella el eterno destino de cada persona.  Cuando Cristo regrese, él pronunciará el eterno destino de cada individual, viviente o muerto: el salvado a una vida eterna en el cielo; el NO salvado a una eterna separación de Dios en el infierno (Juan 5:28-29, Daniel 12:2, 2Corintios 4:14).

-----

Regresar al inicio de pagina